Català Castellano
TwitterFacebookFlickrLinkedIn

«

»

Imprimir este Post

25N: Mas, de Mesías a Mourinho

Las expectativas convergentes, ‘recortadas’ (62/50). Un líder debería dar siempre la cara. Más aún después de salir debilitado de unas elecciones que él mismo ha convocado. A pesar de ello, Mas fue el único candidato que no admitió entrevistas durante la noche electoral. Ver Oriol Pujol ocupar el lugar del presidente -ahora en funciones- evocaba, inevitablemente, a la imagen de Karanka cuando Mourinho se negaba a acudir a las ruedas de prensa. CiU gana las elecciones, pero recibe un revés notable al quedar a 18 escaños de la mayoría absoluta que pretendía. La número dos por Girona, Elena Ribera, tendrá que buscar otro pastor, porque el pueblo catalán le ha demostrado que no es ningún “rebaño de ovejas descarriadas”.

El regreso de ERC (10/21). La fuerza que sale más reforzada es la ERC de Oriol Junqueras. La formación republicana recoge los frutos de una renovación serena que lo ha acercado a los mejores resultados de Carod-Rovira. Destacable el perfil constructivo y humilde del líder de la formación, poco habitual en las pugnas personalistas que han segmentado el espectro independentista en los últimos años. ERC pasa a ser la segunda fuerza en Catalunya y puede presionar a CiU para la convocatoria de la consulta sobre la independencia. Habrá que ver hasta dónde llega el grado de exigencia contra los ajustes de Mas.

El bipartidismo español no manda en Catalunya. El PSC (28/20) sale tocado de unos comicios en los que ha estado en fuera de juego. El socialismo catalán deberá plantearse si reformula su concepto de catalanismo o si sigue condenado a la intrascendencia. De momento, Pere Navarro, obtiene el peor resultado de la historia de la formación. Por su parte, el PP (18/19) mejora tímidamente sus resultados. La suma de ambas formaciones, por aritmética, es la alternativa que tiene CiU para eludir un eventual gobierno de concentración nacional con ERC.

ICV-EUiA (10/13) y CUP (0/3), la esperanza de la izquierda alternativa. La formación de Joan Herrera ha sabido recoger parte del enfado popular y rompe el techo electoral de Joan Saura, en 2006. La defensa del derecho a la autodeterminación (ver entrevista con Laia Ortiz) ha mantenido en el debate nacional a los ecosocialistas, que han construido un discurso muy beligerante contra las políticas de CiU y PP. Las CUP se estrenan en el Parlamento con 3 diputados en duplicar los votos conseguidos en las municipales de 2011. La llegada de las CUP en el Parlament es la culminación de un proceso de expansión desde villas y pueblos de Catalunya y un premio a otra manera de hacer política.

C ‘s (3/9) resucita la corriente lerrouxista. Ciudadanos le disputa al PP la oposición al bloque soberanista y triplica resultados. Albert Rivera ha sido capaz de articular una alternativa populista y española en Catalunya que ha ganado peso en una campaña polarizada en el eje nacional. El votante socialista castellanohablante del PSC ha encontrado un nuevo paraguas.

SI (3/0), un proyecto no puede ser sólo una bandera. La aventura política de Solidaridad por la Independencia comenzó a hacer aguas meses después de entrar en el Parlament, con la fuga de Joan Laporta. Todavía es una incógnita saber qué país quieren los señores Alfonso López Tena y Uriel Beltran, además de uno diferente de España.

Consideraciones finales

  • Hay que celebrar la alta participación, sí. Pero la abstención -no sabemos si crítica o pasiva-supera la formación más votada. Ninguna autocrítica en torno a este punto. Preocupante.
  • Catalunya es como es, no como algunos grupos coorporativos y medios públicos quieren que sea. A nivel mediático, no ha sido una campaña ponderada, que haya tratado todas las opciones por igual. Especialmente clarificadora es la opinión del asesor David Espinós, en este artículo.
  • Si la consigna de las elecciones era la formulación de un referéndum sobre la autodeterminación, la aritmética admite la consulta. Los 87 diputados de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP (habría que ver si finalmente el PSC se adhiere) son más que suficientes. El compromiso con los electores debería ser coherente.
  • Catalunya no quiere representantes xenófobos. Plataforma per Catalunya del fascista Josep Anglada no tendrá representación en la cámara de la Ciutadella, pero supera el 2% de los sufragios, por delante de formaciones como SI. Es necesario un acuerdo, lo más transversal posible, para combatir las consignas racistas de la vida política del país.

Enlace permanente a este artículo: http://www.jordimolina.com/es/mas-de-messies-a-mourinho/