Català Castellano
TwitterFacebookFlickrLinkedIn

«

»

Imprimir este Post

Luchar también es educar

Luchar también es educar. La resolución del Tribunal Constitucional (TC) ha concluido que el catalán no será un requisito para los funcionarios de las Islas, sino un mérito. La legalidad vigente se pone de nuevo al lado de un decreto del PP y avala, por lo tanto, la política lingüística del presidente Bauzá, que ha conseguido movilizar como nunca la comunidad educativa de Baleares. Luchar también es educar y la lección de dignidad y compromiso que están dando los docentes compensa todas las horas lectivas perdidas. Como era de esperar, desde el ejecutivo se ha ignorado el clamor de la calle y se ha apelado a la mayoría silenciosa, el nuevo y más surrealista aliado de la derecha inmovilista. Ahora, según una información del Diario Ara Balears, el PP podría llevar ante los tribunales a los padres y madres que no han llevado a sus niños a clase en solidaridad con la protesta. Ante el “terrorismo cultural de Bauzá”, como me lo describía hace unos meses la activista mallorquina, Aina Díaz, la mejor respuesta es: 2056-0009-74-4102003418 —Caixa Colonya, a nom de l’Obra Cultural Balear—, el número de cuenta de la caja de resistencia de los docentes en huelga.

¿Collboni, candidato del PSC por Barcelona? La pérdida de protagonismo del PSC en el debate político catalán tiene orígenes diversos y explicaciones complejas. Lo que está claro es que el actual debate sobre el derecho a decidir, que marca la agenda política y mediática catalana, es un terreno hostil para los socialistas. Pere Navarro parece un equilibrista desfilando por una estrecha cuerda en medio de un vendaval con vientos de distintas latitudes. Quizás, entre tanta ambigüedad, es interesante destacar la claridad del portavoz Jaume Collboni, bastante autocrítico en las dos últimas ocasiones que he tenido para hablar con él. No se mordió la lengua cuando le pregunté, antes del verano, sobre la actitud inflexible de algunos barones del PSOE sobre el derecho a decidir e incluso con las nóminas insultantes de algunos de sus referentes estatales, como Felipe González y Elena Salgado. Lo más interesante del caso es que Collboni va ganando enteros para ser el próximo aspirante del PSC a la alcaldía de Barcelona, al menos así lo aseguró EL PAIS. En esta otra y más reciente conversación, no lo desmiente.

Hacen falta políticas sociales ‘olímpicas’.  Los recortes sociales, las políticas de austeridad, la caída de las ayudas y prestaciones o la privatización de los servicios públicos están minando las perspectivas de futuro de los sectores más vulnerables. Desde el tercer sector y el tejido asociativo de Barcelona se alerta de los sucesivos impagos por parte de las administraciones y la retirada de las ayudas provenientes del mundo privado, que han obligado a muchas asociaciones a reducir programas y parte de su personal. Una situación crítica para el colchón social que supone este sector que, a menudo, cubre aquellas necesidades que la administración no puede atender. Desde IntegraSons, entidad sin ánimo de lucro que trabaja en la construcción de orquestas infantiles y juveniles en barrios desfavorecidos, coincidimos con este delicado diagnóstico. Los proyectos de cohesión social y la profundización en el diálogo intercultural han de ser prioritarios en tiempo de crisis, más que la participación de Barcelona en según qué eventos. Haría bien el consistorio en centrar sus esfuerzos y recursos a que todos tengamos las mismas oportunidades para salir de la crisis.

La orquesta ‘Barris en Solfà’ de la asociación IntegraSons. Foto: @IntegraSons

Pepe Rubianes, entre las citas de David Fernández. El día que entrevisté al representante de la CUP en el Parlament, David Fernández, le pedí dos referentes políticos, uno internacional y otro catalán. Él citó Rosa Parks y August Gil Matamala, respectivamente. Dos habituales en su interminable lista de referencias, como lo demuestra en las intervenciones parlamentarias. El otro día, durante el Debate de Política General, articuló un nuevo discurso lleno de citas en el que habló de “un país con un gorila blanco y una virgen negra”, como solía hacer el actor Pepe Rubianes. En ese momento él no lo dijo, pero varias voces ya lo han pedido: menos calles dedicadas a personajes de pasado oscuro —#NoAvingudaSamaranch— y más acordarnos de los que, sin necesidad de haber nacido en Catalunya, nos defendieron siempre. Se extraña hoy más que nunca tú la sonrisa de libertad, Pepe.

Enlace permanente a este artículo: http://www.jordimolina.com/es/lluitar-tambe-es-educar/